Centro de diagnóstico de enfermedades congénitas

Bienvenido al Centro de Diagnóstico de Enfermedades Congénitas

A principios del año 2002, a partir de distintos contactos mantenidos entre representantes del Club del Bóxer y miembros de la Junta Directiva de AMVAC, surge la idea de la creación de un "Centro de Diagnóstico de Enfermedades Congénitas".

En su creación el Centro de Diagnóstico de Enfermedades Congénitas era dependiente de AMVAC, pero el objetivo ha sido siempre dotarle de infraestructuras y sede social propios de manera que se convierta en un organismo independiente.

El funcionamiento del Centro de Diagnóstico se basa en la creación de grupos de trabajo para cada una de las patologías motivo de estudio. A estos grupos, que son abiertos a nivel nacional, se pueden incorporar a todos aquellos veterinarios que tengan interés y de entre sus componentes se elegirá un Comité de tres-cinco miembros, cuya función será emitir los dictámenes en base a las pruebas diagnósticas remitidas.

Así mismo los miembros del comité son los responsables del grupo, coordinando la elaboración de protocolos que permitan una evaluación objetiva de la patología congénita de la que se ocupen, y teniendo como objetivo fundamental no sólo la realización de dictámenes sino la formación del resto de los miembros. De este modo cada Comisión no será sólo una entidad certificadora sino que se convierte en foro de aprendizaje y puesta en común de cada patología.


Solicitar la interpretación de una radiografía

Impreso radiografía de codo
Impreso radiografía de cadera
Impreso radiografía de espondiloartrosis

Coste del servicio: 30€ por radiografía

El diagnóstico se hace mediante la realización de dos radiografías de codo, una en posición latero-lateral y otra en posición cráneo-caudal, bajo anestesia general o sedación profunda.
La radiografía debe cumplir los requisitos especificados para que pueda ser correctamente interpretada.
Debe ser una radiografía de alta calidad, bien contrastada y perfectamente simétrica.
Si la radiografía no cumple estos requisitos de forma y postura no se emitirá el certificado correspondiente.

Para hacerla se utilizará:
- RADIOLOGÍA CONVENCIONAL: Se usará una placa de 30 cm * 40 cm.
- RADIOLOGÍA DIGITAL: En formato Dicom (el CD deberá incorporar el visor o sistema de apertura de los archivos).

Posición radiográfica

Será necesario realizar dos radiografías de cada codo en dos posturas radiográficas por codo:
- Radiografía latero-lateral en flexión forzada
- Radiografía cráneo-caudal

El tiempo máximo admitido desde que se realiza la radiografía hasta su lectura será de seis meses.

Identificación de la radiografía

La identificación correcta de una radiografía de displasia debe realizarse como se indica a continuación:
1. Debe usarse un sistema imborrable e indeleble que quede impreso en la radiografía en el momento del disparo. Los sistemas recomendados son: uso de letras de plomo y sistema X-write.
2. Sólo se aceptarán para su lectura, las radiografías con la identificación, realizada a través de letras o cintas de plomo, que identifiquen la radiografía en el momento del disparo, y no a posteriori.
3. Los datos que deben figurar, por este orden son:
Identificación del perro (Tatuaje o microchip)
Nombre del perro. (El que figura en el pedigrí)
Fecha de nacimiento del perro.
Primer apellido del propietario (El que figura en el pedigrí).
Fecha del día en el que se hace la radiografía.
Figurarán en el margen superior derecho de la radiografía, y en ningún caso donde pueda entorpecer la visión de las estructuras de los codos. Los datos deberán ser completamente legibles.
4. La firma del veterinario irá estampada con rotulador permanente en la zona humeral, donde sea legible y no dificulte la lectura.

Edad del animal

Como norma general se realizarán radiografías en perros mayores de 1 año. La edad mínima para evaluar las radiografías es de 18 meses para las razas grandes y gigantes. Será necesario consultar cualquier raza sobre la que haya duda.

NO SE ACEPTARÁN RADIOGRAFÍAS QUE NO CUMPLAN LOS ANTERIORES REQUISITOS.

Si una vez reunido el Comité de Lectura dictamina que la calidad radiográfica no hace posible la correcta interpretación del grado de displasia, todo el procedimiento comenzará de nuevo y será imprescindible abonar nuevamente el dictamen de la nueva radiografía que se envíe.

Dictamen y grado de displasia de codo

Los grados de displasia se encuadrarán dentro del siguiente baremo:
(0) Ningún signo de displasia de codo
Buena congruencia articular. Sin signos de artrosis. Sin evidencia de osteofitos.
(1) Signos osteartrósicos leves
Hay ligera incongruencia articular. Presencia de osteofitos de menos de 2 mm. Esclerosis ligera de la escotadura troclear.
(2) Osteoartrosis moderada
Hay incongruencia articular evidente. Presencia de osteofitos entre 2-5 mm. Esclerosis marcada.
(3) Osteoartrosis severa
Evidencia de patología primaria de codo. Presencia de osteofitos de más de 5 mm.

El diagnóstico se hará mediante una radiografía especial de cadera, con el animal bajo anestesia general o sedación profunda.
La radiografía debe cumplir los requisitos especificados para que pueda ser correctamente interpretada. Debe ser una radiografía de alta calidad, bien contrastada y perfectamente simétrica. Si la radiografía no cumple estos requisitos de forma y postura no se emitirá el certificado correspondiente.
Para hacerla se utilizará:
- RADIOLOGÍA CONVENCIONAL: Se usará una placa de 30 cm * 40 cm.
- RADIOLOGÍA DIGITAL: En formato Dicom (el CD deberá incorporar el visor o sistema de apertura de los archivos).

Posición radiográfica

El perro debe estar en la mesa en posición ventro-dorsal. En la radiografía deben entrar las rótulas y crestas ilíacas y debe ser totalmente simétrica.
Los huesos de la cadera deben tener el mismo ancho
Los agujeros obturadores deben tener el mismo diámetro
Las rótulas tienen que estar centradas, ni mediales ni laterales
Los fémures deben ser paralelos

El tiempo máximo admitido desde que se realiza la radiografía hasta su lectura será de seis meses.

Identificación de la radiografía

La identificación correcta de una radiografía de displasia debe realizarse como se indica a continuación.
1. Debe usarse un sistema imborrable e indeleble que quede impreso en la radiografía en el momento del disparo. Los sistemas recomendados son: uso de letras de plomo y sistema X-write.
2. Sólo se aceptarán para su lectura, las radiografías con la identificación, realizada a través de letras o cintas de plomo, que identifiquen la radiografía en el momento del disparo, y no a posteriori.
3. Los datos que deben figurar, por este orden son:
Identificación del perro (Tatuaje o microchip)
Nombre del perro. (El que figura en el pedigrí)
Fecha de nacimiento del perro.
Primer apellido del propietario (El que figura en el pedigrí).
Fecha del día en el que se hace la radiografía.
Figurarán en el margen superior derecho de la radiografía, y en ningún caso donde pueda entorpecer la visión de las estructuras de la cadera. Los datos deberán ser completamente legibles.
4. La firma del veterinario irá estampada con rotulador permanente en la zona superior-central de la radiografía, entre las dos crestas ilíacas o en una zona donde no dificulte el diagnóstico.

Edad del animal

Como norma general se realizarán radiografías en perros mayores de 1 año. La edad mínima para evaluar las radiografías es de 18 meses para las razas grandes y gigantes. Será necesario consultar cualquier raza sobre la que haya duda.

NO SE ACEPTARÁN RADIOGRAFÍAS QUE NO CUMPLAN LOS ANTERIORES REQUISITOS.

Si una vez reunido el Comité de Lectura dictamina que la calidad radiográfica no hace posible la correcta interpretación del grado de displasia, todo el procedimiento comenzará de nuevo y será imprescindible abonar nuevamente el dictamen de la nueva radiografía que se envíe.

Dictamen y grado de displasia de cadera

Los grados de displasia se encuadrarán dentro del siguiente baremo:
(A) Ausencia de signos radiográficos de displasia de cadera.
La cabeza femoral y el acetábulo son congruentes. El borde craneolateral aparece ligeramente redondeado. El espacio articular es estrecho y uniforme. El ángulo acetabular, según Norberg está alrededor de los 105°. En articulaciones excelentes el borde craneolateral circunda la cabeza femoral un poco más en dirección laterocaudal.
(B) Transición.
La cabeza femoral y el acetábulo son ligeramente incongruentes y el ángulo acetabular de Norberg estará alrededor de 105°, o el centro de la cabeza femoral está en posición interna con respecto al borde dorsal del acetábulo y éste y la cabeza son congruentes.
(C) Leves signos de displasia.
La cabeza femoral y el acetábulo son incongruentes. El ángulo acetabular de Norberg es aproximadamente de 100° y hay un borde craneolateral ligeramente aplanado. Pueden presentarse irregularidades o ligeros signos de cambios osteoartrósicos del margen acetabular craneal, caudal o dorsal, o sobre la cabeza o cuello femoral.
(D) Moderados signos de displasia.
En este tipo de displasia se observa una clara incongruencia entre la cabeza femoral y el acetábulo con subluxación. El ángulo acetabular de Norberg es algo mayor de 90°. También son característicos un aplanamiento del borde craneolateral o signos osteoartrósicos.
(E) Graves signos de displasia.
La displasia severa se caracteriza por marcados signos displásicos en las articulaciones coxofemorales, tales como subluxación destacada. El ángulo acetabular de Norberg es menor de 90°. Existe un claro aplanamiento del margen acetabular craneal y otros signos de osteoartrosis.

Existe la posibilidad de presentar un recurso al diagnóstico de displasia emitido. Habrá que presentar la solicitud por escrito al Club de la raza correspondiente. El importe del recurso será de 40 €.

Otros servicios AMVAC